.
.

Ana de las Tejas Verdes

sábado, 29 de junio de 2013
¡Hoy os traemos noticias bonitas!
Seguro que en algún momento de vuestras vidas habéis oído hablar de este libro, yo particularmente le guardo un buen recuerdo, lo leí cuando era pequeña y ahora para mi alegría, se vuelve a reeditar de la mano de Toromítico, editorial que nos ha facilitado esta información y que nos ha permitido publicar el primer capitulo del libro, en un par de días lo subiremos.Y poco después la reseña, ya que Toromítico es la primera editorial que colabora con nuestro blog. 
¡¡Esperemos que os guste!!

Toromítco presenta Ana, la de Tejas Verdes, de Lucy Maud Montgomery
Un clásico de la literatura universal que vuelve a las librerías de la mano de la editorial Toromítico
Ana, la de Tejas Verdes, es el título del primer libro, editado originalmente en 1908 por la escritora canadiense Lucy Maud Montgomery, que acaba de sacar al mercado la editorial Tormítico. Se trata de una de las más famosas sagas de la literatura contemporánea que el citado sello va a recuperar en su integridad, publicando todas las entregas de estas divertidas aventuras, cuya protagonista, Ana Shirley, aún pervive en el recuerdo de muchos nostálgicos, quienes podrán disfrutar del segundo volumen, Ana, la de Avolena, a principios de otoño.     
Como novedad, la editorial Toromítico ha realizado una nueva edición ilustrada por José Espinosa y Antonio Cuesta. Igualmente, cuenta con nueva traducción integra del original escrito en inglés, distinta a las anteriores publicaciones, que ha corrido a cargo de la cordobesa, Elena Casares, quien aporta frescura y fidelidad al texto que enamoró al ilustre escritor Mark Twain, autor de Tom Sawyer, quien dijo de esta primera entrega que «desde la inmortal Alicia, Ana, la de Tejas Verdes, es la niña imaginaria más encantadora que se haya creado».
La historia de esta saga comienza cuando dos hermanos solteros Marilla y Matthew Cuthbert—, que residen en Tejas Verdes, deciden adoptar a un chico huérfano para ayudarles con el trabajo del campo y por un error fortuito terminan acogiendo a una niña pelirroja de once años, Ana Shirley. Todo cuanto les rodea cambiará para siempre. Con su vivacidad, sus risas y también sus lágrimas, y sobre todo gracias a su desbordante alegría e imaginación, la protagonista conseguirá formar parte de una familia por primera vez y tener un lugar al que, al fin, podrá llamar hogar.
Ambientada a principios del siglo XX en un lugar tan mágico como la Isla del Príncipe Eduardo, en Canadá, Ana, la de Tejas Verdes nos llevará a través de los ojos de esta despierta e inocente niña a sentir el mundo como algo totalmente nuevo, a emocionarnos y reírnos con sus aventuras y peripecias, y, en definitiva, a ver la vida desde un prisma más positivo y estimulante.
Esta obra, al igual que toda la serie de Ana Shirley, conjuga los valores de la vida rural y la familia con las cuestiones universales que todos nos planteamos en algún momento, como la pertenencia a una tierra, el valor de la amistad o la esencia del amor.
«Es sorprendente cómo, cada año, gente de todo el mundo descubre y se enamora de Ana Shirley por primera vez», comenta Kevin Sullivan, el productor de llevó esta serie a la televisión.
Según Alba Uríz, editora del blog Letras y Escenas, «no se puede leer Ana, la de Tejas Verdes sin caer rendido ante los encantos de su protagonista, una huerfanita divertida, inteligente, soñadora, liante, sincera, deslenguada y generosa».
Lucy Maud Montgomery fue una escritora canadiense universalmente conocida por la serie de novelas que narran la vida de Ana Shirley. Nació en 1874 en Clifton (actualmente New London), una pequeña ciudad de la Isla del Príncipe Eduardo (Canadá).
Tras la muerte de su madre, cuando ella contaba menos de dos años de edad, su padre decidió dejarla a cargo de sus abuelos maternos, en Cavendish. De ellos recibió una educación muy estricta, aunque dicha situación —crecer sola en la casa de dos personas mayores— estimuló su imaginación, provocando la chispa que le haría crear el personaje de Ana Shirley.
Completó su formación en el Colegio Príncipe de Gales, en Charlottetown, y entre 1895 y 1896 estudió literatura en la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Nueva Escocia. En 1898, tras haber trabajado como maestra en varias escuelas, regresa a Cavendish para cuidar de su abuela, que había quedado viuda.
Se casó con Ewan Macdonald, un ministro presbiteriano, y se mudó a Ontario, donde su marido se hizo cargo de una iglesia. El resto de su obra la escribió fuera de Prince Edward Island, ya que después de su matrimonio nunca regresó en vida. Falleció en Toronto en abril de 1942 y fue enterrada en el cementerio de Cavendish, cerca del lugar en el que creció.

Y aquí la nueva portada, ¿A que es preciosa? A mi me ¡¡encanta!!
ISBN: 978-84-96947-92-4
344 páginas (aprox.)
Edición ilustrada / color
Rústica • 14,5 x 22 cm









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada